lunes, diciembre 09, 2013

Saqueos: ay pero que idiotas!

La policía hace paro en Córdoba y hay saqueos. El Gobierno nacional ante esto hace lo que siempre hace con los problemas: usar la ténica del avestruz, meter la cabeza abajo de la tierra y hacer que no pasa nada. Lo mismo hizo con la inflación, lo mismo hizo al festejar la "victoria" de las primarias. Así le fue. Como De La Sota era opositor, siguiendo la lógica peronista donde se celebra que sufran los argentinos que votaron por el enémigo para así ganar mas votos uno, el gobierno nac & pop se lavó las manos: "que se prenda fuego Córdoba no es problema del gobierno nacional", dijeron. Como si Córdoba quedara en otro país.  "Hay que bancarse lo que se vota" dicen los genios del gobierno nacional cada vez que hay un problema en una provincia o ciudad opositora, mientras ante la misma situación con una provincia oficialista mandan ayuda al instante. Ante un problema en lugar de pensar como se resuelve lo primero que se analiza es a quien beneficia y a quien perjudica. Recordemos cuando se inundó la oficialista La Plata, dijeron que fue una catástrofe y mandaron ayuda inmediatamente. Capital se había inundado también gravemente un día antes y pero ahí no mandaron ayuda y le dijeron a Macri que se haga cargo de su horrible gobierno. Para los amigos todo para los enemigos ni justicia decía ese campeón de los derechos humanos que fue el militar Perón.

Y con los saqueos pasó lo mismo. Los saqueos cordobeses fueron culpa 100% de De La Sota publicó Página 12. Ahora, la policía del resto del país se avivó que permitir que se quemen ciudades provoca que le aumenten el salario, entonces empezaron a imitar el modelo cordobés generando que hayan saqueos y vandalismo por todo el país. Obviamente, un mismo problema que afecta a muchas provincias del país es un problema para el Gobierno Nacional, que ahora tiene que resolver un quilombo terrible, que posiblemente se hubiera evitado si hubieran ayudado a De La Sota cuando todavía se estaba a tiempo. Ay, pero que idiotas.

Se inunda CABA: se critica a Macri. Un día después se inunda La Plata: tragedia inevitable.



1 comentario:

Armando De Giácomo dijo...

Lanata hablando de la "gordita de Banco Galicia" es un discriminador, desubicado y no sé cuántos hermosos adjetivos más. Luppi diciendo que la Legrand es una yegua h... de p... es un genio. Ahora seguramente van a salir a hablar maravillas del Metrobus de La Matanza cuando hablaron pestes de los de CABA.
Clarísima tu síntesis, Leno.
Saludos después de tanto tiempo.