jueves, junio 28, 2012

Boca ya ganó.

Este no es un post de fútbol, sino una predica contra el exitismo. En su permanente colonización, Estados Unidos también nos está imponiendo aquello de que el que gana es el mejor y el que pierde es un "loser", un fracasado que no merece el mas mínimo respeto. Vieron lo que es la cultura nortemericana, en los deportes de ellos no existe el empate, ganás o perdés, no hay nada en el medio. Se celebra al campeón, del segundo nadie se acuerda. Y claro, siguiendo esa teoría nadie se tendría que acordar de la subcampeona "naranja mecánica"o la selección Argentina del 94 con El Diego, Cani, Batitstuta, Redondo y Balbo.

Como dijera Fito Paez, "lo importante no es llegar, lo importante es el camino, yo nací en una ciudad, de allí también son mis hijos". Bueno esa última parte es malísima, pero se entendió el concepto, no. Tenemos entonces a Boca, equipo que se propuso ganar los tres campeonatos que jugaba. Ya perdió el primero y se empezaron a escuchar las primeras voces "a ver si ahora pierden todo y se quedan sin nada, como los vamos a gastar". "Si pierde ya están buscando reemplazante al técnico". ¿Criticar a alguien por llegar a una final? ¿Es en serio?

Seguro, el objetivo máximo es ganar, pero eso nunca depende un 100% de uno. Todos jugamos alguna vez a un juego de manager de fútbol donde el Presidente del club nos ponía como objetivo el campeonato. Arrancabamos con todo, ganabamos en Manchester y Chelsea, le levantabamos un 0-2 al Liverpool y llegabamos punteros a la última fecha para meter tres tiros en los palos, hacer un penal absurdo y perder el campeonato por un punto. La junta directiva nos diría que no alcanzamos el objetivo y posiblemente nos despediría, a pesar de la regia campaña que acababamos de hacer.

Uno no puede ponerse como objetivo ganar algo, hay demasiadas variables para eso. Lo máximo a lo que puede aspirar uno es a luchar hasta el final, a dar todo y llegar hasta la última instancia. Y eso es lo que hizo Boca. Disputó tres torneos y llegó al último partido de los tres con posibilidades de ser campeón. Ya el solo hecho de llegar demuestra que se hizo un gran campeonato. El resultado final dependerá de si el arbitro cobra o no un penal, si un defensor se patina o no, o si la pelota da en el palo y entra o se va afuera. Por mas que Boca no ganara ningún torneo, de ninguna forma se puede considerar un fracaso. Muy pocos equipos argentinos jugaron una final de Copa Libertadores. Hace mas de 10 años que ningún otro equipo de los "grandes" lo hace. Ninguno jugó la final de la Copa Argentina. El solo hecho de llegar es todo un logro. Sin embargo el perder una final es mucho mas criticado que el ser mediocre y nunca jugarla. ¿O alguien carga a Independiente por su actual intrascendencia? Así somos los argentinos, le gritamos fracasado y vendehumo a Cappa por perder una final con un equipo del que nadie esperaba nada; y nadie se mete con los técnicos mediocres que no llegan a nada. La gente trata como un tarado al marido cornudo de Pampita, y pocos recuerdan, que cornudo y todo, el tipo logró nada menos que estar con Pampita. ¿Te parece poca cosa?

Por eso, por mas que Boca no gane nada, este equipo es exitoso. no se puede decir que tuvo un mal semestre, sino reconocer que a pesar de no alcanzarse el objetivo, hizo una gran campaña. Al igual que Velez, que también hizo una gran Copa y se quedó sin nada. Este plantel de Boca, por mas que pierda todo quedará en la historia grande del club, como uno de los únicos 10 planteles que llegó a la final de la Libertadores. No es lo mismo un semestre sin títulos de este Boca y Velez que el semestre sin nada de Colón, Lanús o Independiente.

Un equipo que pierde una final no es un equipo de fracasados, sino un buen equipo que llegó hasta el final. Así fue como recibimos a la Selección Argentina que perdió la final en Italia 90: como héroes.



lunes, junio 18, 2012

Dolares, otro fracaso de la justicia, y van...

Un viejito amarrete quiere comprar 10 dolares para sus nietos y presenta un amparo con una medida cautelar. La justicia dice que la medida cautelar  no es viable, pero le da curso al proceso de amparo para eventualmente determinar si el viejito tenía o no razón. 678 titula que rechazaron la cautelar, "vieron lo que hizo el gobierno estaba bien". La Nación que el amparo sigue su curso.

Otro hombre presenta un amparo y la justicia hace lugar a la medida cautelar y al amparo. Clarín festeja, "el juez dijo que lo que hizo el gobierno es ilegal"

Un deudor hipotecario quiere comprar dolares para pagar su deuda, no lo dejan y presenta cautelar y amparo. Un juez dice que no es procedente la cautelar, y que el amparo no es la via procesal que corresponde usar", si quiere comprar dolares tiene que hacer un juicio administrativo ordinario. AFIP lo publica gigante en su sitio web"teniamos razón".

¿En que quedamos entonces? Depende del juez que te toque o te dan todo o no te dan nada. Si viene un cliente y me pregunta "¿En Argentina es legal que te prohiban comprar dolares? o ¿Existe un medio expedito para que me dejen comprar dolares? La respuesta es "no se, depende del juez que te toque". Y el cliente, razonablemente dirá "pero como, ¿no hay una ley que diga si se puede o no se puede?"  Si, pero como no están redactadas de forma precisa cada juez las interpreta como quiere, y como no hay una Cámara de Casación Civil o Tribunal Constitucional, es perfectamente normal que dos casos exactamente iguales reciban fallos totalmente opuestos. Hasta que dentro de 5 años se expida la Corte Suprema; que bueno en realidad tampoco ayuda tanto porque su fallo solo es obligatorio para el caso especial y no para los demás, entonces termina pasando como con los jubilados, donde la Corte ya falló mas de 10.000 veces que tienen derecho a reajuste en sus haberes. Queselevaser.

miércoles, junio 06, 2012

Cabrera libre. La justicia en Argentina no existe.

Fernando Carrera fue condenado a 30 años de prisión por robo y homicidio. La Cámara ratificó su sentencia al igual que Casación. Ayer la corte dijo que el fallo estaba mal hecho y que no era suficiente para condenarlo.

Este caso se hizo famoso porque Enrique pineiro hizo un documental sobre el mismo. Pero el caso de este pobre hombre es algo que pasa a diario con la justicia Argentina. No me quiero detener en la corrupción policial, en la valoración de la prueba hecha por los jueces o en sí este hombre era culpable o inocente.

Independientemente de todos esos factores lo primero que salta a la vista, es que este hombre tuvo que esperar 7 años para saber si a era culpable o inocente, y eso sólo es prueba suficiente de que el sistema no funciona. A  Carrera lo indagó un juez de instrucción, quien lo procesó y mando a juicio donde lo condenaron tres jueces. Luego otros tres jueces de Cámara confirmaron el fallo, y  para que no queden dudas otros tres jueces de casación dijeron lo mismo. Diez jueces dijeron que  era culpable.  Se intentó apelar a la Corte pero el recurso no fue concedido, quedo la alternativa final del recurso de queja ante la Corte, que finalmente próspero y terminó con el fallo de ayer.

Diez Jueces condenaron a un hombre y finalmente el máximo tribunal revocó esa condena considerando que los diez jueces anteriores estaban equivocados. No es moco de pavo ser Juez de cámara o Casación. Un Juez de Tribunal Oral gana cerca de 9.000 dolares por mes. Es gente grosa. ¿No resulta chocante que diez jueces se equivoquen? Vos pensá que apelar no es algo automático, no todos tienen el tiempo, dinero, fuerza y argumentos para hacerlo. La Corte está diciendo que diez jueces con el poder de decir que es justo, fallaron mal. La Corte dice que diez encargados de hacer justicia no la hicieron. ¿Que era lo justo entonces?  ¿Que pasaba si vos caías ante alguno de esos diez jueces sin llegar a la Corte? En Argentina depende el juez que te toque, vos podés ganar o perder un juicio ante la misma situación de hecho. En un juzgado civil pueden decirte que tu casa en realidad es de otro, y en el juzgado de al lado pueden decir que la casa es tuya y que el otro tiene que resarcirte por las molestias ocasionadas por el juicio. Esto no es un ejemplo, es un caso real, y pasa todos los días. Depende del juzgado que salga sorteado si vos perdiste tu casa o no.  "En el derecho siempre hay dos bibliotecas" te dicen en la facultad. "Primero vemos que solución nos parece correcta, y después vemos como adaptamos las leyes para hacer decir lo que queremos que diga", me decía un reconocido Juez que daba clases en la UBA. En el Derecho Anglosajón esto no pasa, siendo muy dificil que un Juez pueda apartarse de un antecedente donde se falló de determinada forma.

Como siempre, los pobres que no tienen como pagar los costos que implica una apelación son los mas perjudicados. ¿Si este hombre sin antecedentes quedó preso 7 años, cuanto pibes de barrios pobres sin acceso a abogados ni cineastas habrán sido encerrados injustamente? La "justicia" no existe, todo depende de donde caigas. Los jueces van a interpretar las leyes como se le canten, y van a fallar lo que se le cante. Claro, las leyes al estar mal redactadas dan pie para que cada cual interprete lo que se le antoja.

Y no olvidemos claro, que cualquier cosa que se falle tras 7 años de juicio, no es justicia. Mas de 10 años después Cromañón sigue sin presos. Todos los casos graves de corrupción prescriben. Tras casi 10 años de kirchnerismo todavía se siguen juzgando a los militares. Menem dejó de ser Presidente hace mas de 13 años, y todavía tiene causas abiertas. Esto no es una crítica al fallo de  los Jueces, sino al sistema, no estamos hablando de corrupción o mala praxis, sino de lo que pasa todos los dìas: los juicios tardan años y los Jueces tienen una facultad discrecional tan grande que cada cual falla lo que se le antoja, no existe la seguridad jurídica. El sistema ya es horrible cuando funciona bien, no hay necesidad de entrar en los jueces que son puestos a dedo, los empleados incompetentes, las excesivametne largas ferias judiciales, las connivencias con la policía, las coimas de políticos y empresarios, etc, etc. Como escuchaba el otro día en la radio: "Los hombres tuvieron en un momento la necesidad de decidir quien tenía razón ante una discusión, y nombraron un juez; para que decida que el que tiene razón es el que tiene mas plata".