viernes, febrero 17, 2012

SIDA para todos

Me voy a hacer un análisis de sangre de rutina. Hace mucho que no comparto jeringas pero ya que estaba me quería hacer el test de SIDA. Ya que me voy a sacar sangre, es tonto no hacerlo, estoy 99,99% seguro que no tengo, pero si puedo estar 100% seguro, mejor. Pregunto a la chica del laboratorio si me puede hacer el test de SIDA, y para mí sorpresa me dice:

- No, porque no te lo ordenó el médico.
- Que absurdo, como no me van a dejar saber si tengo SIDA?
- Porque los estudios solo se pueden hacer con orden médica, vos imaginate que sino viene cualquiera y...
- ¿Viene cualquiera y se entera si tiene o no tiene SIDA? Noo pará que terrible!!
-Bueno, pero tiene que ser con orden médica.
-  Yo ya tengo una orden médica que dice que me saques sangre, la cantidad de estudios que hagas con ella no van a afectar mi salud ni la de terceros. Un médico no puede opinar sobre mi derecho a saber si tengo o no tengo SIDA, y la obra social tiene la obligación de pagarlo. Entonces, la orden médica que me pedís es totalmente absurda. Si voy a donar sangre no tengo ninguna orden médica y me analizan el SIDA sin ningún problema. ¿Sabés que pasa? Si el médico se olvida de ponerlo en la orden, nadie va a volver a ir a perder una hora para que se la hagan de nuevo. Entonces la gente no se hace el análisis, no sabe si tiene SIDA, contagia a otro y se mueren personas.
-silencio-

Yo no lo puedo creer. ¿Cómo vas a poner trabas burocráticas para que la gente sepa si tiene SIDA?? Obras sociales, estado, hospitales, toda la sociedad gana ayudando a prevenir el contagio de la enfermedad.  Cuanto antes se detecta mas fácil y exitoso es su tratamiento, se puede prevenir la transmisión al bebé en caso de embarazo, y se pueden tomar medidas para evitar el contagio a terceros. Es más barato pagar un reactivo que un tratamiento de por vida.

Pero el sistema médico no cree esto. La otra vez que me hice un análisis me hicieron firmar un consentimiento especial ya que parece que es un derecho personalisimo saber si tenés SIDA. ¿Ma que derecho personalisimo?? Si te pegás el bicho, el AZT que te dan en el Muñiz te lo tenemos que pagar todos. Debería ser obligatorio que cada vez que te saques sangre te analizan si tenés SIDA. Y también debería se obligatorio que nadie me ponga de mal humor cuando estoy en ayunas.

9 comentarios:

Mordi dijo...

No es tan simple como lo que planteás.
Por un lado, tiene que haber un control sobre ese análisis. Se hace para garantizar de que el paciente dio su consentimiento. El médico no puede ponerlo en la orden si el paciente no lo pidió expresamente. No puede constar si el análisis es para un trabajo (para proteger al paciente de la discriminación). Si uno quiere agregar el control de HIV en un análisis de rutina (que sólo se hace por orden médica), debe decirle al médico que lo ordene.
Por otro lado, el resultado del análisis no te lo da el técnico del laboratorio, sino el médico.
No te quejes, que la legislación argentina (y la de otros países) se pensó para proteger la intimidad. No es para poner trabas burocráticas.
Ahroa que está de moda aclarar la idoneidad del opinador, digo que soy técnico en hemoterapia, recibido en la UBA (MN 554).

Leno. dijo...

Gracias por el comentario Mordi. Me parece raro lo que decís del médico, yo cuando me hice el de SIDA el resultado me lo dió el laboratorio (del hospital
britanico), decia, SIDA: no.

Insisto, ¿el médico clínico que tiene que ver con que yo sepa si tengo o no tengo SIDA? El tipo que hizo 4 horas de cola en el hospital para que le den el turno, no va a volver para que le pongan la notita del SIDA. Yo soy grande, no necesito que ningún medico me de el visto bueno "si vos podés averiguar si tenés SIDA". Aparte, si voy a donar te hacen el control de SIDA sin orden médica. ¿Como es el tema? Si el interesado soy yo no puedo saber si tengo SIDA, pero si el interesado en mi sangre es otro, entonce sí?

Si es por intimidad se entrega al paciente en una hoja por separado y listo. Insisto, debería ser al revés, el test de SIDA se debería hacer siempre, a menos que el paciente pida expresamente lo contrario, se salvarían muchas vidas.

Mordi dijo...

Leno, yo te paso las razones por las cuales un técnico puede ponerte reparos. Acaso, ahora haya que modificar la reglamentación. No lo sé. Pero si uno no cumple con las reglas cuando labura como técnico se expone a la posibilidad de perjudicar a un paciente o a que el paciente le haga un juicio.
Cuando vos vas a hacerte el análisis de sangre, lo hacés con una orden de un médico. No es que uno pasa por al puerta de un laboratorio y, yaquestá, pasa y se hace analizar... Entonces, en el momento en el que el médico hace la orden, uno debe decirle que quiere que se incluya el análisis de HIV (en Francia y Dinamarca también es así. Lo sé por experiencia propia).
Si el resultado es "reactivo" (el ELISA, primera instancia de análisis, no es diagnóstico), entonces te lo comunica un médico. Ese médico dará la orden para que se realice otro análisis más preciso llamado "Western blot"; que sí es diagnóstico.
Siempre el resultado de test de HIV va en hoja aparte. Y siempre el paciente debe firmar el consentimiento para que se realice ese análisis. Aun cuando uno se rpesenta como donante de sangre.
La legislación argentina es rigurosa sobre las garantías al paciente de ser él mismo quien decida si se realizará el análisis de detección de HIV o no. Además, apunta a proteger la intimidad sobre esa información (cosa que no siempre sucede). Si se viola la intimidad o la voluntad del paciente, el damnificado cuenta con muchas herramientas legales para defenderse. Genera burocracia, pero por cuestiones sociales, se decidió ese camino.

Anónimo dijo...

Pensá nene, pensá

Leno. dijo...

Mordi, yo no critico al técnico, critico al sistema. No me cierra lo de la privacidad, yo soy el paciente y yo pido que me hagan el analisis. Para mi hay que empezar con un cambio cultural, no puede ser que en el año 2012 todavia siga siendo "Oooh tiene sida" como pasaba en 1980. Tiene que naturalizarse, que hacerse el control se vuelva rutina y se la tome como una enfermedad mas. Hoy por hoy el sida si se agarra a tiempo pasó de enfermedad mortal a enfermedad cronica como puede ser la diabetes, no es para hacer tanto escándalo, no es una cosa de gays y adictos como era hace 30 años.

Mordi dijo...

Leno, con lo del "cambio cultural" que porponés estoy 100% de acuerdo. De hecho hay muchas asociaciones y moviemientos sociales y políticis que trabajan por ese cambio cultural.
La discriminación contra el que tiene SIDA (por miedo a contagio, por estigmatizarlo como "adicto" o por homofobia) existe en muchos países. Ojalá logremos ese cambio y que no haya que poner tantos reparos para salvaguardar la privacidad.

galgata dijo...

Yo estoy muy de acuerdo contigo: ese tipo de obstáculos hace que luego pocas se haga el test del SIDA. Si es difícil para quienes pueden pedirlo directamente, no quiero ni pensar en lo que es para la gente pudorosa.

En Chile hace algunos años había que dar el número de carnet de identidad, de manera en que uno queadaba anotado en el sistema como que se lo había tomado. Obviamente eso incitaba a todo tipo de paranoias, en especial para la gente mas conservadora (creo que ya cambió, pero no lo sé con claridad).

¡Te felicito por hablar de este tema tan directamente! Es un agrado leerlo. En especial con la tecnología y esa visibilidad de internet, la gente se pone tan política que al final no dice realmente nada. Y a veces hay tanto de lo que hablar.

Leno. dijo...

Gracias !:)

Anónimo dijo...

Ustedes saben que lo que se considera sida en australia,usa,francia,sudafrica,etc,no pasa por los mismos criterios?.Un test en francia te dice negativo para sida y en sudafrica te dan un positivo ante el mismo test.En un pais eres seroposotivo y en otro no.De hecho se han hecho test en animales que no pueden contraer el sida y el test da positivo,o se les ha practicado un test a salvajes del amazonas sin contacto alguno con el sida durante toda su historia y decirles que lo tienen.El sida no solo es una enfermedad muy mal comprendida,sino una gran estafa mundial.