lunes, junio 27, 2011

A Boca le dicen Madres de Plaza de Mayo...

porque está buscando a su hijo desaparecido.

El chiste es muy muy bueno. Pero desde el twitter oficial de @678 se indignaron: "con las abuelas y madres no se jode" blah blah. ¿Y por que no se jode con las madres? ¿Porque fueron víctimas de un crimen horrible? ¿30 mil desaparecidos? ¿Puede ofender a alguien? ¿Y los chistes de infidelidades te crees que no ofenden a las mujeres que se enteran que su marido los engaña? ¿Y entonces porque a nadie le jode que el chiste mas popular de internet sea delirando a Hitler?:



Mas de 60 millones de personas perdieron la vida por la guerra de Hitler, pero ahi parece que no ofende a nadie. Y está bien que así sea, porque es libertad de expresión, al que no le guste que no lo mire. Siempre va a existir alguien suceptible a sentirse ofendido por lo que decimos. Imaginate que el 80% de los chistes son burlandose de algo o alguien. En un capítulo navideño de South Park que siempre menciono, una madre judía se ofende porque nombran a Jesús en la escuela. Entonces los ecologistas se ofenden porque haya un arbol cortado y animales en el pesebre. A su vez los católicos se ofenden por Papa Noel, las luces, el brillo y el comercialismo en un momento sagrado como el nacimiento de Jesús. Al final como todos se ofenden por algo terminan adoptando como símbolo de navidad a un sorete, que es lo único que no molesta a ninguna comunidad.

El único límite que debe tener la libertad de expresión es el llamado a la violencia contra un grupo o persona. Si a un islamico le molesta que yo dibuje a Mahoma, problema suyo, al igual que si un cristiano se ofende por la obra de León Ferrari.  Logicamente tampoco vas a meterte en una iglesia a criticar el catolicismo porque ahí si estás provocando sin necesidad. Pero mientras actúes en un lugar público yo creo en la libertad de reirte de cualquier cosa.


Por ejemplo, este chiste seguro que no se puede contar en público: "¿Si un negro y un blanco  saltan del techo del Sheratton  al mismo tiempo, quien cae primero?  El negro porque lleva las válijas." A pesar de que este chiste ignora que los dos van a caer a 9,8ms2 pesen lo que pesen, lo que tiene de gracioso no es el contenido racista, sino que precisamente el chiste es que hay que ser muy hijo de puta para contarlo! Al igual que en South Park donde la muletilla de Cartman es "callate judío de mierda". No es gracioso que le diga judío de mierda, es gracioso que sea tan racista y tan hijo de puta.  Felizmente para ellos uno de los creadores de South Park es judío, sino la que se armaría.

En fin, mejor vuelvo al twitter de 6,7,8 " Magnetto incentivo a Belgrano para que el Monopolio tenga mas televidentes con River en el Nacional B ?? Que vergonzoso"

Ves, ahí tenés un chiste limpio que no ofende a nadie. Triple checkee pero si, parece que en serio escribieron eso. La realidad a veces supera la ficción. 

7 comentarios:

Armando De Giácomo dijo...

Que los de 678 les expliquen a los policias heridos (muchos de ellos de gravedad) porqué el Gobierno permitió jugar con público un partido que garantizaba quilombo. ¿Y si hubiera muertos? ¿Quién renunciaba? Un kirchnerista comentaba en otro blog que la culpa de los desmanes la tuvo River por no poder ganarle a los cordobeses. Se lee cada barbaridad...
Saludos!

Nacho dijo...

Saben como le dicen al "Nacional B"? Ernestina Herrera de noble. Porque se Afano a los hijos!

Facu dijo...

Muy buen post, no estoy de acuerdo pero es provocador y hace pensar.

Te felictio por el blog.

Leno. dijo...

Armando si había muertos no renunciaba nadie porque los violentos fueron "un grupito de 300 inadaptados", nunca una organización mafiosa con ramas políticas y sindicales. Nacho: jajajajajaj buenisimo. Facu: Gracias!

Avallay dijo...

Y si, si pone límites tamos fregado con la lógica de un chiste. ¿no? Igual como decis, todos tenemos algún tacto sobre el a quien y donde hacer la broma.

Leno. dijo...

Claro, yo hago chistes de muertes de bebes, pero jamas delante de alguien que perdió un hijo, hay que ubicarse tambien.

Anónimo dijo...

Eh, pero los chistes tienen ciertas reglas (afanado del Blog de Podeti):
1) El Tiempo: Se considera que puede hacerse un chiste sobre una desgracia pasada cierta cantidad de tiempo, que puede variar según algunas particularidades. Recién en los noventa los chistes sobre el Holocausto empezaron a ser aceptados por el común. En cambio, los chistes sobre que a Neustadt se le vio un güevo en la playa fueron instantáneos. Esto se debe a un segundo factor:
2) La Magnitud de la Desgracia: Obviamente, hacer un chiste sobre un genocidio o un terremoto donde han muerto miles y miles de personas no tiene el mismo peso que hacer un chiste sobre que Macri se tragó el bigote postizo, o el tropezón de la princesa Máxima.
3) La Distancia: Así como existe una “amnistía humorística” para chistes sobre sucesos alejados en el tiempo, también existe una tolerancia geográfica. Hacer un chiste sobre algo horrible que ocurre en Mongolia no es tan chocante como hacerlo sobre algo que pasó aquí a la vuelta. En este caso interviene una mezcla de cobardía y comodidad: Si hacemos una broma sobre la madre atropellada del carnicero, el tipo puede venir a presentar sus quejas, y no olvidemos que trabaja con instrumentos cortantes. En cambio es más improbable que nuestra humorada le llegue a un mongol. Sin embargo la globalización e Internet y las maquinolas no nos garantizan discreción, por lo que hay que tener en cuenta otro factor:
4) El Contexto Espacial: Una cosa es bromear sobre una sangrienta masacre en una pequeña reunión de amigos, que hacerlo durante una emisión televisiva frente a millones de amables teleespectadores. Claro que la célebre globalización hace difícil calcular las fronteras de la intimidad: Incluso un inocente chiste emitido en un inocente blog puede llegar al corazón mismo de –ponele- Mongolia si se le da el suficiente tiempo y empuje, y entonces agarrate porque viste lo que son los mongoles (Gengis Khan, etc.). Y nunca falta el que te dice: “Che, pará, no jodás con eso, mi viejo vive en Tasmania”. Claro, en la Era del jet uno no se puede confiar.
5) El Contexto Histórico: Por fin, vivimos en una época en la que la Tolerancia al llamado “Mal Gusto” se ha amplificado a niveles imposibles. La revista “Barcelona” no hubiera sobrevivido ni media quincena veinte años atrás, incluso en plena democracia. Esto tiene sus ventajas y desventajas, como todo –salvo la hamaca paraguaya, que sólo tiene ventajas. Ventajas: Una menor probabilidad de que te linchen si hacés chistes sobre cáncer o Julio López. Desventajas: La famosa insensibilización, que reduce el valor humorístico de un chiste de mal gusto. Hoy no se puede confiar en que nuestro chiste tenga efecto simplemente por su bestialidad, porque la bestialidad está muy extendida. Resulta que ahora, además de ser bestial, el chiste tiene que ser bueno. Y, otro palo en la rueda, así no se puede trabajar, etc.
UME