jueves, marzo 31, 2011

Si a las bombas en Libia.


El zurdaje indignado pone el grito en el cielo: "imperialistas imperialistas!" exclaman antes el ataque internacional sobre Libia. Ciegamente ven todo en blanco y negro, si Estados Unidos ataca un país significa que automáticamente lo está colonizando. Todo lo que haga Estados Unidos será igual a lo que hizo en Irak y Afganistán, quieren invadir un pueblo para robarle sus recursos naturales. Con su pensamiento simplista y limitado se olvidan de que los yanquis no necesariamente conquistan todo lo que bombardean, que no es lo mismo Kosovo que Afganistán y que Libia no es Irak. 

El pueblo libio se encuentra sumergido en una guerra civil, luchando por su libertad, como otrora lo hicieran tantos pueblos latinoamericanos. Tenían cercada la capital y la dictadura de Qadaffi estaba a punto de caer. Pero el régimen se reorganizó y comenzó a recuperar el terreno perdido. Sin piedad Qadaffi bombardeó a su propio pueblo matando centenares de personas. Los tanques reconquistaron varias ciudades y se aproximaban a la capital rebelde donde el Coronel prometió "liquidar a todas las ratas". Quienes hayan leido la excelente novela de Vargas Llosa "La fiesta del chivo" saben lo que pasa cuando un pueblo se levanta contra un dictador. Policía secreta secuestrando civiles para buscar conspiradores, torturas, ejecuciones sumarias, fusilamientos en masa, fosas comunes.

Entonces si un pueblo se encuentra embarcado en una lucha para derrocar a un tirano es obligación moral del resto del mundo salir en su ayuda. Mas aún si está perdiendo la batalla y el tirano se apresta a propinarle un baño de sangre. Es inmoral dejar a miles de seres humanos a la merced de un asesino teniendo todos los medios para evitarlo.

Muchos dirán "los verdaderos motivos de las bombas es quedarse con el petroleo, no ayudar a la gente". Seguramente. Hace 3 años en el vecino de Libia, Sudan, se masacraron a mas de 300.000 personas mientras el mundo miraba. Como en Sudan no hay riquezas a nadie le importó la muerte de sus habitantes. El dictador sigue en ejercicio de sus funciones a pesar de tener una orden de captura internacional. Pero a ningún país se le ocurre invadirlo, y todos siguen haciendo negocios con él. Israel sigue bombardeando civiles inocentes y a nadie se le ocurre derrocar al regimen israeli. 

Pero que el árbol no tape el bosque. Puede ser que los yanquis tiren bombas por motivos non sanctos. Habrá que ver si las bombas que tiran las tiran bien, mal, o si el plan estratégico es adecuado o no. Pero es incuestionable que cualquier cosa que se haga contra Qadaffi es mejor que nada. Lo mas importante es evitar que el dictador masacre a su pueblo. Si las bombas se apuntan a objetivos militares no tendrían porque morir civiles, y en todo caso ese número de muertos debería ser sensiblemente inferior al que se produciría de extenderse la guerra civil en favor de Qadaffi con la consecuente limpieza de opositores. Muchos civiles murieron para que los cubanos se pudieran librar de Batista, pero seguramente fue el mal menor. Y a lo sumo si los yanquis van por el petroleo es un tema para tratar luego, primero dejenlos que saquen al dictador, después vemos. La prioridad es terminar con el régimen de la forma mas rápida posible y con la menor cantidad de victimas civiles. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Leno!
La vida se vuelve muchas veces así y no nos queda en miles de situaciones sino escoger el mal menor.
Y pasar por alto la causa que lo originó cuando lo más importante se vuelve cortar de golpe y de la manera que mejor se pueda el sufrimiento.
Totalmente Leno, y como siempre, me encantan tus análisis y tu visión de las cosas.
Saludos y un beso.

Penélope...

Leno. dijo...

Muchas gracias por pasarte Penelope, un beso.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Me da la impresión de que en términos generales no compartimos la visión política. Yo votaré a Cristina pese a que le reconozco muchos errores y tremendos "sapos" al gobierno (pasa que la oposición me parece bastante peor).
Ahora bien: acuerdo con lo que decís de Libia... ese tipo se está comportando como un hijo de puta y adhiero absolutamente a la intervención de Estados Unidos. Concebir todo en términos de "blanco/negro" y el antinorteamericanismo fundamentalista conduce a la pelotudez. Pese a que me siento "liberal de izquierda" (raza que en la Argentina es casi incomprensible por diversos motivos), muchas veces el "zurdaje" dice terribles pelotudeces. También era razonable la intervención en Bosnia (estaban asesinando musulmanes y etc).
¡Saludos!

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Respecto del "antinorteamericanismo" fundamentalista, uno debe reconocer no sólo que los propios yanquis tienen críticos despiadados de su propia sociedad: South Park, Susan Sontag, Chomsky, Michael Moore, etc. Tienen artistas como Hendrix, Frank Zappa, Bob Dylan, Coltrane, Miles Davis; cineastas como David Lynch, Orson Welles, los Cohen, Woody Allen; escritores como Melville, Walt Whitman, Twain; deportistas como Sampras, Jordan; pensadores como Dewey, Peirce, William James, Keynes (o era inglés?), y un larguísimo etcétera. No se puede ser tan obtuso de no reconocerles enormes aportes en todo tipo de ramas: ciencia, música, cine, literatura, política. En fin, no sé si me expliqué bien. Las citas son al azar... Quiero decir que los argentinos tendemos a asemejar cultura con "Europa occidenal". Ojo, también creo que despreciamos todo lo que venga de América latina (y eso también me parece negativo).

Leno. dijo...

Gracias por tu aporte desocupado! Coincido con tus comentarios, especialmente el segundo. Si no fuera por los yanquis Hitler ganaba la guerra y hoy estamos todos muertos. También fueron ellos los primeros democrata, los que marcaron el camino para la revolución francesa y la caida de las monarquias europeas, que no es moco de pavo. Por no olvidarnos de todos los genios que le aportaron a la humanidad. Claro, en los últimos 50 años por ahí no hicieron nada demasiado loable como para ganarse nuestro cariño y como que se cagaron un poquito en esos principios de democracia, libertad de los pueblos y anticolonialismo...