lunes, marzo 21, 2011

Democracia y el abuso de las estadísticas.

Cuando uno ve una elección como la de Chubut  decidirse por un 0,6% de los votos y con ningún candidato superando el 40%, uno no puede dejar de acordarse de la polémica frase de Borges "la democracia es el abuso de las estádisticas". Como decía el famoso filósofo de SXX Roberto Gomez Bolaños, mirando esta frase por "el lado amable" podemos pensar que Borges no estaba en contra de la democracia sino que criticaba las democracias modernas donde pasan estas cosas: que la elección del Gobernador de una Provincia de mas de 500.000 habitantes se decida por 700 votos. Tener 0,6% mas votos que el otro no puede ser considerado "ganar", no hay una clara voluntad popular a favor de uno ni del otro. ¿Que es esto de "ganar" elecciones con el 37% de los votos? Tan solo significa que el 63% del pueblo no votó al que va a gobernar, eso es abuso de la estadística, no es democracia.  Hoy el perverso sistema democrático que tienen la Nación y la mayoría de las provincias hace que una minoría someta a la mayoría a su voluntad. Así en las próximas elecciones si el 29% vota a Macri, el 29% vota a Duhalde y el 40% vota a Pino Solanas,  este último ganaría sin balotaje. Para nuestra democracia el pueblo habrá elegido un gobierno de "izquierda", cuando el 58% votó a un candidato de "derecha". Democracia es mucho mas que meter un voto en una urna una vez cada dos años, y definitivamente no es que 700 votos decidan el destino de medio millón de personas.

2 comentarios:

Unfor dijo...

Y si, en Yanquilandia es peor, porque a todo esto (y ni hablemos de lo que fue el "triunfo" de Bush del 2000) se agrega una gran mayoría a la que no le interesa un pomo la cosa y ni se les ocurre ir.

Leno. dijo...

Ni hablar, ahí tienen "democracia indirecta", y Al Gore sacó nosecuantos miles de votos mas que Bush, pero ganó el otro, cualquier cosa. (por no hablar del fraude, etc. etc.) O la democracia en Honduras, golpe de estado, se saca al presidente, se vota de nuevo y todos contentos. O en México o Uruguay que el mismo partido era gobierno desde hacía décadas.