jueves, febrero 17, 2011

Siempre hay que pensar en los niños...

Lo bueno de la humanidad es que no importa lo mal que estés, siempre hay algún niño africano o preso político iraquí que la está pasando peor que vos y te hace reflexionar "habré perdido el trabajo, pero por lo menos no tengo que lidiar con abejas asesinas".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Más los platos que te hacen comer de chico porque en el mundo hay millones que no tienen que llevarse a la boca. Y claro, que uno reviente, a ellos les soluciona la bronca...
Medio en broma medio en serio, la reflexión es muy cierta, como si desgracias mayores nos quitaran el derecho de vivir las nuestras y en parte o en mucho no está mal, así desdramatizamos un poco y puede ser que se salga más pronto de ella si ponemos las cosas en perspectiva y nos hermanamos un poco con quienes están peor que nosotros.

Saluti! buen fin de semana!!! :)
Penélope.