miércoles, febrero 23, 2011

El mito de la moderada perdida de peso.


Siendo el único hombre en la oficina, soy asiduo escucha de conversaciones sobre dietas. Y sobre Gonzalo Heredia, pero ese es otro tema. Las chicas van al dietista, dietologo, o como se llame; en realidad se debería llamar médico de gordos, o gordologo pero es un quemo, por pudor nadie pediría turno para el médico de gordos. Por ese mismo motivo todos los médicos tienen nombres que al ciudadano común no le dice nada, puro marketing. Todo empezó con el médico de los granos con pus, que se estaba muriendo de hambre hasta que se le ocurrió ponerle un nombre mas cool como dermatólogo. Tuvo tanto éxito que cuando se lo contró a su primo que era médico de las inflamaciones en el ano, este no lo pudo creer y enseguida inventó la proctología.  La moda se extendió hacía otros rubros y así las tripas de pollo empezaron a llamarse menudos, las prostitutas de alta gama empezaron a llamarse participantes de bailando por un sueño y al estar constipado se le empezó a decir "tener tránsito lento". Transito lento! Mirá la que se inventaron! Así lograron ponerte a una modelo hablando de como le gusta tomar yogurt para poder hacer caca, sin que nadie se mosquee.

Pero ya me fui otra vez de tema, volviendo a la cuestión que nos compete, muchas veces escuché a chicas contentas o tristes por haber bajado o subido 300, 500 o 600 gramos. Pero esto es un error. Cuando uno lleva al gato al veterinario, normalmente para pesarlo el veterinario primero se pesa, luego agarra al animalito y se vuelve a pesar, la diferencia entre ambas pesadas es el peso del animal. Del mismo modo si el veterinario en lugar de agarrar al gatito agarra los 500 gramos de carne que hay en la parrilla, la balanza sumaría 500 gramos extra al peso del veterinario. Si esos 500 gramos en lugar de tenerlos en la mano se los pusiera en la cabeza, dentro de la boca, o los tragara, el resultado no variaría. Sumar masa 1 + masa 2  va a dar siempre el mismo "peso" (tecnicamente  peso es masa por gravedad y se mide en Newtons, los Kilos son unidades de masa).

Una porción de comida normalmente pesa entre 300 y 600 gramos, lo que significa que si te pesás inmediatamente después de haber comido vas a pesar unos 300/600 gramos extra. Si fueron 500 gramos de tomate tras el paso por el sistema digestivo seguramente se eliminará mucho mas peso que si fueron 500 gramos de asado. Pero antes de eso medio kilo de tomate te hace aumentar de peso exactamente igual que medio kilo de carne. Entonces cualquier variación de peso que sea inferior al kilo no significa nada en cuanto al éxito o no de una dieta, sino que simplemente nos indica cuan lejos o cerca estamos de la última vez que visitamos al  señor excusado.

7 comentarios:

Alex-Piedo dijo...

Una única acotación:

La masa se mide en kilogramos masa y la fuerza (el peso es una fuerza que apunta al trocen de la tierra) en kilogramos fuerza.

Eso dentro del Sistema Técnico. En el Sistema Internacional, la fuerza se mide en Newtons. Hay otros sistemas como el CGS, donde la fuerza se mide en dinas.

Finalmente: un kg-fuerza equivale a 9806 Nw y normalmente se lo representa con las letras kg con una flechita horizontal arriba para diferenciarlo del kg-masa.

Un abrazo.

Leno. dijo...

Yo te cambio mil picolitros. de mi leche por una pinta de la tuya

Anónimo dijo...

Hola Leno,

Buenísimo!
Me hiciste reír mucho!
Y el pasado también me encantó!
Saludos!!!

Penélope.

Alex-Piedo dijo...

Leno,

Salís perdiendo con el cambio.

Saludos.

Canaty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leno. dijo...

Alex: lo mismo le pasó a Bart cuando intentó colarse en el colegio de genios.

Gracias penny!

Alex-Piedo dijo...

Qué boludo soy! No me acordaba de ese capítulo de Los Simpsons. Encima pensé que era en serio... je

Un abrazo