lunes, febrero 21, 2011

Ah, era por eso!!! (El depto. de marketing ataca de nuevo)


Y claro, si mientras estudiás estás pensando en el delivery, en si la pizza llegará caliente y si el pibe de la moto tendrá cambio de 100, es natural que termines aprendiendo poco o nada. Yo les diría queridos amigos del marketing, que si quieren estudiar estudien, y dejen el delivery o el levante de minita cheta de la UCA para otro momento. Los felicitamos de todas formas por su sorprendente honestidad.¿Como les da la cara para decir que de cada 100 productos que ustedes se encargan de vender, solo tienen éxito con uno o dos? O sea, en serio, seamos honestos, 1% de éxito, por favor!!!! ¿Hace falta estudiar algo para tener 1% de éxito? Si un día mágicamente los muchachos del departamento de marketing desaparecieran de la faz de la tierra, ¿cuanto podría caer ese porcentaje? ¿Cuanto mas bajo se puede caer del 1%? 0,9% como mucho, mal que mal la gente algo tiene que comprar. Nose, es como que venga un psicólogo y te diga "la verdad que de 100 pacientes 1 se cura y 99 vienen a malgastar su tiempo y dinero". Cosa que todos sabemos que es cierto, pero no da para ir ventilandolo por ahí como si nada. 


Esta semana los genios de las ciencias empresariales nos deleitan con un nuevo comercial de Pepsi, titulado "perritos". La idea en sí es muy divertida y creativa, perritos de juguete que te dicen que sí en diversas situaciones, para que vivas una vida plena, desinhibida y cool, siguiendo el modelo de persona que tanto le gusta a hollywood. Todos sabemos que una vida que no implique andar en skate, tocar la guitarra, gritar y saltar desaforadamente sin ningún motivo aparente y vivir de fiesta con tus 500 amigos y supermodelos, no tiene sentido.  El éxito en el mundo del marketing consiste en ser joven divertido y tener muchas mujeres, esos son los valores que nos inculcan. Las publicidades nunca asocian el hombre modelo con realizar labores comunitarias o sacrificarse trabajando o estudiando para alcanzar una meta, el hombre modelo es light y superficial. Pero eso es otro tema, volvamos a esta joya creada por  muchos tipos que estudiaron muchos años, que cobraron mucho dinero por hacerla, que hicieron muchos breinstorming y "reuniones de creativos" y que seguramente utilizaron muchos post it de colores donde escribian "idea" bien grande, con doble subrayado.

La publicidad comienza con una chica dudando de comerse un choripan en la calle, ve al perrito y se lo come. Otra chica hace una protesta desnuda tapada por un cartel, ve al perrito que le dice que sí, y se saca el cartel. Un hombre duda de tomar agua de una fuente, ve al perrito y toma agua. Unos amigos están en un bar, y le dicen que solo hay pepsi, ven al perrito y toman. 

A ver mis queridos egresados de la UCES, estar desnudo en público es una situación que la mayoría de la gente encontraría traumática, indeseable y que preferiría no vivir. Comerse un choripán en la calle normalmente suele ser antihigenico, a muchos les da asco, y buena parte antes de hacerlo se pregunta "no nos hará mal?".  Las fuentes para no derrochar agua chupan y vuelven a tirar la que se acumula en la pileta. En esa pileta la gente se baña y lava la ropa, por lo que tomar agua de ahí te puede hacer realmente mal. Hay que estar muy desesperado para tomar agua de una fuente. Cuando vas a cenar, pedís coca y te dicen que solo tienen línea Pepsi, te querés matar porque es sabido que la Pepsi es una porquería al lado de la Coca.

Entonces, sí vos me comparás esta situación con tener que comerte un sandwich de calidad dudosa, tomar agua no potable o pasar verguenza en público me estás admitiendo que efectivamente ir a un bar y que solo haya Pepsi es una situación de mierda como las demás porque la Pepsi es un bajón. La publicidad se resume en "Agua sucia?  Ya fue, decí que si! Comida en mal estado? Ya fue, decí que si! Una gaseosa que te parece horrible? Ya fue, decí que sí!" 

O sea, me entedés flaco me estás comparando tu producto con tomar agua sucia de una fuente, en que estaban pensando?! Me estás admitiendo que a la mayoría de la gente tomar Pepsi le parece un bajón y que si le ofrecen tomarla en un bar le produce el mismo rechazo que sacarse la ropa en público o comer comida en mal estado!!

Si les da fiaca estudiar algo difícil como economía o ingeniería es perfectamente entendible. Si no tienen ganas de laburar y les gusta ir 4 horitas a hacer sociales y después estar toda la tarde paveando, está bárbaro. Pero no por eso tienen que estudiar marketing o publicidad. Sean buenos, vayan a Pacha, pasenla bomba, y dejen su lugar a tantos tipos talentosos que hay y que no tienen la suerte que su universidad privada tenga convenios con las empresas líderes.

*N de la R: No ponemos en la misma bolsa a todos los profesionales del Marketing ni a todos los que estudian en privadas. Hay chantas y no chantas, como en todos lados. Menos en mi profesión, ya que todos sabemos que los abogados somos todos tipos honestos.

5 comentarios:

Le Cuisinier dijo...

Si hay algo que me causó cuando vi esa publicidad es pensar que necesitan un perrito que mueve la cabeza para convencerte de tomar Pepsi, sin el perrito no la tomás ni en pedo.

Es más o menos como hacer una publicidad de una camisa y que sin la camisa no te puedas curtir a nadie pero con la camisa caigan todas rendidas... A ver... ¿Necesito la camisa? Si la necesito ¿Soy un looser? Dejame de joder...

Las cosas como son... Sprite :P

Dr Mortensen dijo...

A mi esa propaganda me dio ganas de comprar un perrito de esos que mueve la cabeza.

Al final tenía razón Ricardo Iorio con lo de las publicidades de shampu:
http://www.youtube.com/watch?v=omRz959GBvM&feature=related

Leno. dijo...

Creo que esa es la moraleja de la campaña: que bajón que es la pepsi y que buenos que están los perritos que mueven la cabeza.

Anónimo dijo...

Momento.
La coca es una porq..., antes de eso prefiero tomar agua o pepsi.
A mì me molestan las propagandas que promueven una vida ligera, enaltecen el espíritu adolescente, invitan a pintar una pared con los pelo o sacar la cabeza por la ventanilla del auto, etc. Ni qué hablar de las que terminan con gente saltando como salames en una "fiesta".
UME

Leno. dijo...

Ni que hablar de las que terminan con la gente saltando como salames en un lugar que NO es una fiesta, encima de salames desubicados.