viernes, septiembre 10, 2010

Cristina y Timerman estuvieron en el Centro Islámico Argentino. Fotos exclusivas.

En el acto que terminó hace apenas una hora la Presidenta de los Argentinos y Argentinas pronunció un breve discurso frente a la grey musulmana que celebraba el fin del Ramadan.con la fiesta de“Id Al Fitr”. La Presidenta destacó el hecho que una mandataria Católica, acompañada de un Canciller Judio participen de una celebración del culto Musulmán, destacando la tolerancia que se da en nuestro país entre los practicantes de los diversos credos. Los presentes, que iban desde embajadores hasta familias que utilizan el predio como club, aplaudieron a la Presidenta, que tuvo que pasarse al menos 15 minutos sacándose fotos con los concurrentes que se abalanzaban sobre ella. Tan buena onda había que uno gritó "Un Shawarma para la presidenta" y enseguida le acercaron uno para la foto, aunque por el quilombo que había no se lo pudo comer, lo que fue una pena porque estaban buenísimos.El canciller Timerman también fue muy requerido para las fotos por los presentes, y se lo pudo ver charlando muy cordialmente con el Presidente del Centro Islámico que lo trataba de "Héctor" y lo invitaba a "pasá y comete algo".

El único que parecía estar en contra de la corriente fue un joven a quien este cronista escuchó hablando por teléfono diciendo "Si si estaría buenísimo, pero no da, seguro que no me devuelven el zapato. Decime que voy a malgastar un zapato por tan poca cosa". El atentado del zapatazo sigue vigente, lo que si bien repudiable, es de los atentados mas pintorescos y divertidos que puede haber. Lo que no es tan divertido son las pocas medidas de seguridad que existen para cuidar a la Presidenta. Nos hicieron dejar los maletines a la entrada, pero ni siquiera nos palparon.

Cristina a pedido del público.
"¡Qué lindo, qué lindo, qué lindo que va a ser, Central campeón del mundo y Perón que va a volver" 
"¡Perón, Evita, la Patria Socialista!" 

Timerman con pin K,  viendo su conversación con un embajador  interrumpida por una madre y su carrito de bebé.



Un yanqui desesperado por sacarle una foto a un presidente peronista, lo que son las cosas.


No hay comentarios.: