miércoles, julio 07, 2010

Cinco para el peso: la selección como reflejo del país.

No se juega como se vive, pero es innegable que lo último incide en lo primero. Desde 1990 hasta acá pasaron por la selección Caniggia, Batistuta, Crespo, Ortega, Gallardo, Saviola, Aimar, Redondo, Samuel, Verón, Riquelme, Messi, Agüero, Milito y muchos mas. Argentina fue un país privilegiado con  recursos inigualables por cualquier otro que no fuera Brasil. Pasó el 94, 98, 2002, 2006 y ahora 2010; en todos esos campeonatos unánimemente se afirmaba que había equipo para ser campeón. En todos los campeonatos nos volvimos temprano con las manos vacías.  

Es inevitable entonces ver el paralelismo Argentina-Selección y Argentina-País. Pocos países cuentan con los recursos naturales que tiene el nuestro, con abundante mano de obra y con una cantidad inmensa de universitarios y profesionales talentosos. La Argentina País es como la Argentina Selección, siempre está para campeón, tiene todo para dejar la mediocridad "esta vez sí, salimos y entramos al primer mundo" es la promesa que se da cada 4 años con la asunción de un nuevo Presidente y que nunca se cumple.

Argentina País no puede ganarle el campeonato a la pobreza congenita por el mismo motivo que la Argentina Selección no puede ganar el campeonato de fútbol: sobran jugadores pero no hay equipo. Mientras los alemanes juegan juntos tirando para el mismo lado, los argentinos nos queremos salvar individualmente sin importar que es lo mejor para el conjunto. Como la Argentina Selección no logra jugar en equipo, lo mismo le pasa a la Argentina País, donde el camionero dará la vida para evitar que el tren le quite trabajo, por mas que una cientos de pueblos. Donde el taxista bloqueará la Capital al sentirse discriminado por carriles exclusivos pensados para agilizar el tránsito de todos. Donde el empresario coimeará y evadirá impuestos, el mecánico nos cobrará el triple y nos romperá otra cosa, el automovilista nunca cederá el paso, el peatón cruzará por cualquier lado y tirará papeles a la calle. Que me importa el otro primero estoy yo.

Los Argentinos aman elegir caudillos, y los elegidos aman perpetuarse en el poder y disponer del país como si fuera su quintita personal. Grondona se comporta en la Selección como cualquier Presidente Peronista con el país. No hay lugar para el debate y el consenso. Se hace lo que yo quiero, y al que no le gusta que se vaya; es un traidor anti patria, un gorila. Las decisiones mas importantes no se toman por consenso, ni tras estudios hechos por expertos, sino que se deja todo al arbitrio del lider que se regirá por corazonadas. Así elige Grondona a sus técnicos, y así se decide de un día para el otro el aumento del impuesto a la soja. 

Los técnicos de la selección por supuesto que siguen este mismo patrón: son caudillos que vienen con sus caprichos, y no me vengas con una pálida porque sos un traidor que quiere que el equipo pierda. Al argentino le encanta el caudillo, el vendehumo, el que les promete que se viene la revolución productiva, entonces se límita a escuchar y acatar, por mas alarmas que surgan. Está prohibido tirar "mala onda" por mas que los datos que observamos sean alarmantes. Al argentino le encanta "tener fe" y "darle una oportunidad", a alguien que no nos dió razones suficientes merecer nuestra confianza. El pueblo argentino no votó a Menem una vez, ni dos, sino tres veces lo hizo ganador de la primera vuelta electoral para Presidente de la Nación.

Nadie se alarmó mientras Menem desmantelaba el país, porque la economía daba algunos signos positivos "vos dejalo al turco, sabe lo que hace" o "Ah vos que querés la inflación de Alfonsín" decían los mismos que ahora dicen "Vos preferís a Bielsa y volvernos en primera ronda?".  A los Argentinos no les interesa que venga Alfonsín a explicarles los sacrificios que implia el Plan Austral, quieren a Ruckauf regalando zapatillas para todos. A Macri cantando temas de Queen y a De Narvaez bailando Reggaeton.

 Nadie le discutió a Pasarella su militarismo y la exclusión de cracks como Redondo, Caniggia o Maradona porque "tienen el pelo largo y usan arito". De este modo Bielsa pudo afirmar tranquilamente que Aimar jugaba en la misma posición que el  Piojo Lopez y encima como suplente. Nadie se rió ni se animó a contestarle nada. "Es loco pero trae resultados" dijeron. Así todos estuvieron de acuerdo con Maradona con que "vamos a gambetear a la altura" y que "no hay que comerse el chamuyo alemán". Se aceptó un equipo sin laterales y sin recambio en el mediocampo, la goleada con Bolivia fue una anécdota y la clasificación casual con un gol al minuto 90 pareció no importar. La selección campeona del 86 también había jugado mal antes, entonces había que "creer" y "esperar al equipo".

Esto podría parecer ilógico, pero para nada. En Argentina se puede prometer crear una estación espacial en Córdoba y llegar a Japón en 2 horas. Se puede prometer un tren bala. O millones de puestos de trabajos. O que el que puso dolares recibirá dolares. Vease sino la moda de este gobierno de hacer "anuncios". La noticia no es que se hizo algo, sino que se "anuncia" que se va a hacer algo, que en muchos casos no se hace. Al igual que cuando Maradona anuncia que vamos a salir campeones, nos ponemos todos contentos y le sacamos la foto a Kirchner firmando con los chinos. "Que bien Kirchner/Maradona vamos a tener inversiones/salir campeones" decimos. Después no tenemos inversiones ni salimos campeones, pero quien te quita lo bailado. Toti Pasman la tiene adentro igual y los que dijeron que los chinos no iban a traer nada se equivocaron. En dos semanas todo se olvida, como dice Don Julio Grondona, "todo pasa".

El único técnico de estilo no peronista, el único que no decía "acá estoy yo y me llevo puesto a todos", fue Pekerman, quien a pesar de algunos errores fue el que mas cerca estuvo de alcanzar semifinales, jugando el mejor fútbol en años.

El Coco Basile representó al peor radicalismo, a De La Rua,  el inutil, el que no puede tomar decisiones, el que deja que los de abajo lo pasen por arriba. Y terminó Basile como terminó De La Rua, con el peronista Maradona haciendole la cama, provocando una caída estrepitosa de su ciclo y asumiendo el poder.

Maradona sigue la lógica peronista: para Maradona no hay nada mejor que otro maradoniano. No importan las calificaciones, lo importante es nombrar amigos en el poder para que todo quede en familia. Como Maradona nombró de asistentes a los inexpertos Mancuso y Enrique; Cristina puso a dirigir a Aerolineas Argentinas al Intendente de La Plata, y luego al hijo del Abogado del sindicalista Moyano. O al administrativo Moreno a cargo de la política económica del país. Por no mencionar al turco Ibrahim que no hablaba español y al que nombró Menem como Jefe de Aduanas. 

La Selección como el País sufre la perdida de sus mejores talentos que emigran a Europa. Messi tiene el talento Argentino, pero el espíritu amargo europeo, porque se crió allí. Los jugadores se tienen que ir porque los clubes necesitan tapar agujeros económicos. Agujeros creados porque quienes los administran se roban todo .Entonces pusieron la televisión y el clásico del domingo. Y robaron mas. Y pusieron mas partidos. Y robaron mas y hubo otra crisis. Y Grondona extendió el contrato con "TyC" por otra década y afirmó "se van a acordar de mí como el salvador, este contrato es lo mejor que le podía pasar al fútbol argentino". Palabras similares a las de Kirchner cuando se comparó con San Martín al firmar la promesa de los 20.000 millones chinos que nunca aparecieron.

 Los dirigentes siguieron robando y llevaron los clubes nuevamente al borde de la quiebra. ¿Como salir? Con el Fútbol Para Todos, que da mas margen para seguir robando y mandando mas barras a Sudáfrica. Grondona viendo que la cosa no daba para mas recurrió a un plan brillante: "redistribuyó" los ingresos del fútbol dándole mas a los chicos que a los grandes. Esta reforma de por sí sola no alcanza para mejorar la situación de los equipos pobres, es un vaso de agua para apagar un incendio. Pero es algo, entonces el pobre dice "Grondona al menos me dió algo, Grondona bueno, reelijo a Grondona". Lo mismo que hizo Duhalde con los planes Trabajar y ahora Cristina con la Asignación Universal por Hijo o la distribución gratuita de conversores de TV digital.

Para perpetuarse en el poder tampoco es mala idea aliarse a una causa popular. Kirchner tras apoyar al Menem que indultó a Videla y compartir boleta electoral con el carapintada Rico, se unió a la causa de las Madres de Plaza de Mayo. ¿Quien puede ponerse en contra de quien apoya a las víctimas del terrorismo de estado? Grondona a pesar de une enemistad pública histórica, se unió a la causa Maradona. ¿Quien puede ponerse en contra de quien apoya al máximo ídolo nacional?

Desde 1990 hasta acá salvo 2 años de De La Rúa tuvimos gobiernos peronistas y a Julio Grondona. Argentina no salió campeón y la pobreza se incrementó exponencialmente junto con la droga y los crímenes violentos. Y sin embargo en las próximas elecciones se reeligirá a este gobierno peronista y se reeligirá a Julio Grondona. A pesar de los inocultables fracasos el sistema está manejado para que el poder siga en las mismas manos y es casi imposible que la oposición cree una alternativa seria. Ningún gobierno pudo gobernar sin el apoyo del peronismo y ningún dirigente puede seguir en el fútbol sin el apoyo de Grondona.

Al igual que la Dirigencia política no ataca las causas que provocan la pobreza, la AFA no ataca las causas que provocan que hace 20 años no lleguemos a semifinales en un mundial de fútbol. Ya que en lugar de plantearse estos problemas y buscar una solución, la dirigencia se esmera por dividir la sociedad. En lugar por preocuparse en resolver los problemas, el principal esfuerzo se pone en descalificar a los que piensan distinto como oligarcas, golpistas, fachos, montoneros, comunistas o antipatrias. Las energías se gastan en denunciar a los "contras" y a clasificar quienes las tienen adentro y quienes no. Y sabes que? Todos la tenemos adentro, desde hace rato.

5 comentarios:

Gustavo dijo...

Totalmente de acuerdo. Para mi tambien. Desde que tengo uso de razon y entiendo de futbol a nivel seleccion el mejor tecnico, tanto como por persona como por juego fue Pekerman. Pero se ve que era demasiado correcto para lo que es el ambiente futbol/politiquero argentino. Con el quedamos eliminados con Alemania por penales y nadie lo fue a recibir como un heroe. Porque Maradona habra sido el mejor jugador del mundo. Pero hace mas de 20 años! ¿despues que otra cosa hizo? ¿que le dio al pais? Y a mi ese tipo,mas alla de los resultados, como persona nunca me gusto. Ademas no se ¿como se entiende que esta seleccion/gobierno, etc (no se quien manda) que haya mandado cientos de barras a Sudafrica sea la misma que recibe a las Abuelas? Hay algo que no se entiende. Lo mismo que ahora los Kirchner, la CGT, etc se la dan de defensores de la union entre personas del mismo sexo ¿Desde cuando el peronismo fue tan progresista? Para mi no va a pasar nada y es todo un circo para tapar la inflacion, la falta de fondos para pagarle a los jubilados, etc

Leno. dijo...

Y ahora que Cristina quiere que Maradona siga como DT! Pobre Diego como lo usan para tapar todo. Maradona y plan social, pan y circo para la rerelección.

Armando De Giácomo dijo...

Coincido en todo. Excelente radiografía de las fallas operativas (por no decir monumentales cagadas) que viene sufriendo el país en los los últimos años. Que a mi modo de ver no serían tales, ya que nada es porque sí en esta Argentina "atada con alambre". Esto es como cuando en el colegio estudiábamos "para el 4", ¿te acordás? El Gobierno utiliza esta misma idea: gobierna para "ganar las elecciones". Nada más. No le interesa en lo más mínimo invertir dinero e inteligencia para construir una nación grande. Es mejor usar ese dinero para "otra cosa", je. Todos son golpes de efecto. Los capaces son echados del Gobierno. Maradona apoya la candidatura al Nobel de una institución que lucha por la identidad de las personas y por otro lado se le niega a tantos hijos que tuvo por ahí. Las grandes decisiones se toman por cábala, por pálpito o por lo que dice "el pulpo". Dicen que perdimos con Alemania porque nos embocaron un gol a los 3 minutos. Qué barbaridad! O sea, tenemos un equipazo siempre y cuando no nos vacunen antes de los 10'.
Y así habría mil cosas para analizar...
Saludos y gracias x visitar mi blog.

Leno. dijo...

Gracias a vos también! Es así lo de los 10 minutos. Ruggeri dijo "Si a Diego le dieran otra oportunidad no pararía el mismo equipo contra Alemania". Y claro con el diario de mañana somos todos vivos! Si al Cuchu Cambiaso le dieran otra oportunidad le tiraría el penal a Lehman al otro palo. Si a Napoleón le dieran la oportunidad no invadiría Rusia de nuevo. Pero sabés que? Cuando tuvo la responsabilidad de gobernar se creyó que era diós se mandó al ataque creyendose imbatible, se embarró en Rusia, perdió todo lo que había ganado y Francia terminó conquistada por los ingleses.

La oportunidad pasa una sola vez y exitoso es el que la aprovecha, el que no, fracasa.

Nachabal dijo...

Leno, la verdad que terrible tu post, la analogia, de los mejores post que vi. Lamentablemente con los peronchos no vamos a ningun lado...