jueves, junio 10, 2010

"Periodistas" deportivos: esos señores becados.

Salvando excepciones como Gonzalo Bonadeo, Juan Pablo Varsky, Victor Hugo Morales y unos poco más, el de periodista deportivo posiblemente sea el trabajo menos trabajoso que exista en la faz de la tierra. Convengamos, que sentarse en una silla mirar un partido de fútbol y opinar cualquier cosa es una actividad para la que está capacitada el 99% de los porteros, taxistas y oficinistas. Preguntarle a un hincha "cuantos goles va a meter Messi" o preguntarle a Messi "te ves ganando el mundial" no requiere mayores estudios ni preparación.

Y sin embargo las horas televisivas se llenan de "periodistas" debatiendo y opinando lo que podría opinar cualquier hijo de vecino. Lo maravilloso de esta "profesión" es que se puede opinar absolutamente cualquier cosa de cualquier tema, sin ningún tipo de consecuencias. Uno puede decir tranquilamente "estoy convencido que Argentina va a ganar el mundial", si queda afuera en primera ronda nadie podrá acusar a un "patriota optimista", mucho menos habiendo entrenadores y jugadores por destrozar. También podemos descalificar al equipo impunemente: "a menos que los jugadores hagan magia, con este técnico nos volvemos en primera ronda". Después si se gana la copa el mismo periodista dirá "viste que yo dije que si los jugadores se destapaban ibamos a llegar lejos".  Otra clásica es "jugarsela" mandando fruta a lo loco: "Chile será la revelación, semifinales mínimo". Si llega a pasar el periodista es un genio que le enrostrará su asaña a cuanto mortal se cruce en la calle. Si falla, no pasa nada, nadie se acuerda. Cuando uno se equivoca en su trabajo, lo echan. Cuando un periodista deportivo se equivoca, lo mandan a Sudáfrica con los gastos pagos.

Cualquier puede ser periodista deportivo, desde una modelito cualquiera hasta un tipo como Ruggeri que como fútbolista se caracterizó por su tosquedad y sus insultos y como DT por sus fracasos. Ruggeri se expresa con el nivel discursivo de una persona que vive en la villa... y que no fue al colegio, porque den por seguro que en la villa hay mucha gente con mayor capacidad de análisis que Ruggeri. Y sin embargo ahí lo ves debatiendo con Fantino desde Sudáfrica. O cuando estaban Gorosito, Brindisi y el Profe Córdoba con Niembro dando cátedra de como se debe jugar al fútbol. "Se equivocó, nunca se puede meter a un nueve en ese momento del partido". Los 3 salieron del programa para hacerse cargo de equipos, y no pudieron regresar. Sufrieron fracasos tan rotundos y humillantes que perdieron toda autoridad para opinar de fútbol.Se pasaron años criticando a medio mundo y cuando tuvieron que dirigir hicieron cualquier cosa, no era que sabían tanto?


Mientras tanto a pesar de hacerse llamar "periodistas deportivos", de deportes que no sean fútbol el 99% sabe poco y nada. Preguntele a su periodista deportivo amigo cuales son las principales diferencias entre el basquet FIBA y el NBA a ver que le dice. Y ni siquiera el reglamento de fùtbol se saben bien! Ponen el grito en el cielo cuando no se cobra un offside milimétrico cuando el reglamento dice claramente que ante la duda no se cobra offside,  y cuando es evidente que ningún ser humano puede estar seguro de un offside de 20 cms. O cuando la pelota entra al arco tras rozar sutilmente la nuca de un defensor a 5 cms del mismo, indignados reclaman que se anote como gol en contra. Que lindo también el aire de superioridad con el que descalifican a los árbitros, tras ver 20 repeticiones desde todos los ángulos y en cámara lenta. Muchas veces no se conforman con eso, sino que insinuan que el juez está pagado o que quiere perjudicar a un equipo por conflictos personales. Eso sí, a los 5 minutos están pidiendo que termine la violencia en el fútbol.

Hay que reconocer sin embargo, la enorme capacidad que tienen estos señores para memorizar datos inútiles, como la formación de aquel gran equipo de Aldosivi de la década del 60 o la cantidad de goles de pelota parada que metió el River campeón del Metropolitano 79. Los periodistas suelen intentar meter estos datos inútiles en cualquier conversación por mas que nada aporten a la misma, se ve que se sienten importante así. Al igual que cuando se ve que agarran el diccionario para utilizar términos  innecesariamente rebuscados y sentirse un poco menos ignorantes. Una clásica del periodismo deportivo es la utilización de aprehender "con hache", como sinónimo de aprender, pero ellos te aclaran siempre que es con hache para que veas como aprehendieron una palabra nueva.

Posiblemente la calaña mas nefasta de este género corresponda a la escuela de Fernando Niembro y Marcelo "fútbol para todos" Araujo. Ambos Menemistas, sus discipulos se caracterizan por ensañarse con jugadores que les caen mal, y hacer lobby por los jugadores que "les caen bien". Normalmente los jugadores les caen bien cuando sus representantes les acercan una suma de dinero para que hablen bien de ellos, lograr que vayan a la seleccion y así poder venderlos mas caros. Este grupúsculo disfruta sacando y poniendo técnicos, como cuando querían que Ruggeri sea el DT de la selección y lo llamaban a todos sus programas para destrozar a Bielsa. Estos canallas en el día a día se asemejan mas a "periodistas" de chimentos que de deportes. Buscan escándalos antes que noticias deportivas. Así se pasaron meses hablando de un mediocre jugador llamado Fabianni. Las botineras, las peleas de Riquelme, el alcoholismo de Ortega, son temas mucho mas importante que cualquier evento deportivo.Toda entrevista que hacen estos muchachos está destinada a lograr que alguien hable mal de otra personas. Por mas que estén entrevistando a Lassie preguntan y repreguntan con malicia intentando hacerle decir al jugador lo que ellos quieren que digan.

¿Que te pareció la declaración de Diego? ... ¿Bien? Que raro, a muchos eso les molestaría... No digo que a vos te tenga que molestar pero a lo mejor ante la misma situación otro jugador piensa que lo estan tratando de boludo... No, ya se que este por ahi no es el caso, pero quizás a alguien con mas caracter podría molestarle que Maradona se le cage de risa en la cara como en tu caso...


Resulta particularmente indignante lo cobardes que son estos tipos. En lugar de ser hombres y asumir lo que piensan, buscan artimañas para poner en boca de otros lo que quieren decir ellos. Como ayer cuando Pasman le preguntó a Heinze "lo que pregunta la gente", a lo que Heinze brillantemente respondió "eso no lo piensa la gente, lo pensás vos que hacés la pregunta".

En la vereda de enfrente están los lamebotas de TyC sports, periodistas que se mueren por ser amigos de los futbolistas, pero mas que amigos parecen las novias. Martín Souto es a la selección lo que Goebbels fue a Hitler, vos te crees que estás ganando la guerra hasta que ves los tanques rusos por la ventana. Todos son buenos tipos, nadie se equivoca, hay que creer, todo futuro será mejor. Después Brasil nos golea 3 veces seguida con Basile y nadie se hace cargo. "Fueron las circunstancias, hay que confiar en el Coco". Las entrevistas jamás tendrán una pregunta incisiva o incómoda, sino que se tratará de una catarata empalagosa de elogios. "Pero si tanto te gusta comele la boca!" dan ganas de gritar en la mayoría de los reportajes. Los muchachos de Paso a Paso jamás le preguntarán a Riquelme porque participa en cenas organizadas por la barrabrava, ni se preocuparan por los antecedentes de esos "hinchas apasionados" que entrevistan. Pero también pedirán por el fin de la violencia en el fútbol como todo el mundo.

En fin, esta caterva de personajes a partir de hoy se apropiará de nuestros queridos medios de comunicación en lugar de los periodistas en serio: esos profesionales que tergiversan diariamente la realidad para defender los intereses económicos de las multinacionales.







No hay comentarios.: