martes, junio 15, 2010

Gallinas no Vuvuleza si, y el cuentito de la diversidad cultural?


Las Vuvulezas resultan irritantes para el 95% de los que miran los partidos del mundial. Es curioso que la gente se indigne mas por esta pavada que por el patético nivel de juego, pero ese es otro tema.  La cosa  es que muchos están podridos de tener que bancarse el ruidito los 90 minutos y piden que los prohiban. Fachos opresores! Es el grito de los defensores de pobres y ausentes que aseguran que hay que respetar la diversidad cultural y que si en Sudáfrica se vive así el fútbol hay que aceptarlo y respetar su modo de vida.

Sí, todo muy lindo, pero entonces porque no los dejaron entrar a los pobres Nigerianos con sus gallinas de la suerte a la cancha? Gallinas que ya habían tenido experiencia mundialista en 2006? No hay que respetar la diversidad cultural de los africanos acaso? Los hinchas argentinos tuvieron problemas para entrar a la cancha con sus banderas porque eran muy grandes. Tuvieron que ponerse a explicar para que servían las banderas largas, que se enganchan entre los paravalanchas para que la gente se agarre de ellas mientras alienta. Pero no tuvieron suerte, no entendieron la diversidad cultural argentina.

Otro caso es el de la hinchada del Chelsea, que para celebrar cantaba "la canción del apio". A partir de 1980 además empezaron a tirar apio a la cancha mientras celebraban. Tradición bizarra e inofensiva si las hay, se desarrolló por décadas sin inconvenientes. Hasta que en los últimos años los inadaptados de siempre empezaron a tirarle el apio a los jugadores que se disponían a patear un corner. A partir de entonces el club comunicó que el hincha que sea encontrado con un pedazo de apio dentro del estado será expulsado de por vida. Así se le dió fin a una tradición de 3 décadas, terminando con la "diversidad cultural" de los hinchas del Chelsea, cuando simplemente se debería arrestar a los que agredían jugadores.

Es entendible que si le pegás un apiazo a un jugador de fútbol no hay diversidad cultural que valga. Como dice el cliché "los derechos de uno terminan cuando empiezan los de los otros". El límite de la diversidad cultural es el respeto por el prójimo. Si el nigeriano con su gallina no molesta  a nadie, porque prohibirsela? Si a los fans del Chelsea le gusta tirar apio al pasto, que problema hay? El inconveniente surge cuando se usa el apio para agredir o cuando estás todo el día dale con la cornetita rompiéndole soberanamente las bolas a cientos de millones de personas a nivel mundial.

Porque es cierto que el mundial es en Sudáfrica, pero también es cierto que el Mundial sigue siendo mundial, y no sudafricano. Si vos invitás a tus 20 vecinos de la cuadra a tu casa y sabés que a todos les molesta que fumen en la cena, no sería un crimen que te pongas a fumar. Es tu casa y tenés derecho a hacer lo que quieras. Pero tampoco te vas a morir por no fumar por 90 minutos y estarías siendo solidario y haciendo sentir mas cómodo a todos tus vecinos. Eso es el socialismo, que una minoría resigne un poco para el beneficio de la mayoría de la sociedad.

Es cuestión de la sociedad entonces plantearse, realmente te molesta tanto la cornetita? Porque no los dejás a los africanos ser felices una vez que organizan un mundial en su casa? Es tanto problema que un tipo tenga una gallina o un bandera grande en la cancha? Y no es divina la imagen de un futbolista profesional con un cacho de apio en la mano?

2 comentarios:

Gustavo dijo...

Yo jamas vi eso de las glubuselas. Es mas. Cuando escuche el primer partido pense que andaba mal la tansmision o algo asi. Parecen que fueran moscas o abejas jaja
Lo que no entiendo es si es simplemente por aliento de las hinchadas tipo el bombo aca o si es alguna especie de ritual, alguna creencia para espantar los malos espiritus o algo asi.

Leno. dijo...

Tengo entendido que es para alentar, como el bombo. Supuestamente todo ese ruido es energía que se le transmite a los jugadores o algún cuentito así. Yo lo que sé es que Messi dice que no puede escuchar a un compañero qeu tiene a 3 metros, por lo que de haberse jugado el mundial 94 en Africa nos habríamos privado del famoso "Diegooo Diegooo" del Cani a Maradona para el gol a Nigeria.