domingo, julio 16, 2006

De lujo: cronista desde Alemania

Alina es argentina, pero vive en Alemania, y gentilmente escribió unas lineas para este blog contándonos como vivió el mundial desde allá:

Hay algo más grande que el Mundial ?!

No... porque todo el que lee éste título sabe que me refiero al Mundial de Fútbol (perdón Mundial FIFA de fútbol, jeje)... Pero como no hay una competencia de naciones más grande y más importante que ésta, no hacen falta más aclaraciones.

Mi interés no es referirme a temas como "quién mereció ganar?", "fué justo el sorteo" o "la calidad de fútbol que se vió". Simplemete porque el fútbol es para mí un tema serio, y del cual conozco mucho, como para opinar de un lado sin tener a otro conocedor del otro con quien polemizar.

Lo mío es la Fiesta!! Estoy esribiendo desde Köln (Colonia), Alemania, una de las ciudades más grandes y sobre todo más fiesteras de éste país. Y eso se vió reflejado durante éste mes.

Si alguien aún conserva ese primitivo pensamiento "los alemanes son fríos",te invito a que recorras diferentes páginas de diarios o canales televisivos alemanes (yo te guío con gusto). Esta es la fiesta más grande que, por suerte, pude vivir. Por supuesto que el simple hecho de estar en el "país del Mundial" ya es razón sificiente como para festejar, pero más aún en un país con gente como ésta y con gente de todo el Mundo viviendolo como locales; porque acá no solo los alemanes fueron locales, lo fueron los italianos, los brasileros y hasta lo fuimos los argentinos. Hinchas que, de acuerdo a la ocasión, mostraban sus colores reunidos en predios que no tenían nada que envidiarle al estadio, con la única diferencia de que el partido se veia por un gigante pantalla, pero donde tambián había que estar horas para tener el "mejor" lugar. De más está decir que a la hora de los partidos de Alemania éstas zonas de "public viewing" se poblaba con decenas de miles de personas (más no porque no cabían), que desde lejos tomaban la forma de "algo" negro, rojo y dorado, y pasaron horas antes y despues de cada partido festejando, acompañados de grupos de música locales y, por supuesto, muuuucha cerveza!!

Yo viví dos partidos de Argentina en uno de éstos predios (contra Serbia Montenegro y Méjico), y los argentinos en Alemania no somos tantos como lo son otros extranjeros, pero también nos hicimos oir. Además, no hubo mejor momento, desde que estoy acá, para disfrutar el hecho de ser Argentino y compartir ese sentimiento con otros compatriotas, y tararear el Himno (eso también se debería cambiar urgente!) en público y en suelo alemán.

Anoche los Italianos habrán poblado las calles de la ciudad hasta altas horas (incluídos mi cuñado y mi hermana, jaja), porque si hay una nacionalidad que predomina (pero no la única) en éste país, esa es Italia, y si hay alguien orgulloso de su país (no importa que hagan ni como lo hagan) esos son los tanos.

Podría escribir horas sobre éste tema, porque, como dije, no viví ni creo que viviré fiesta más grande que ésta. Pero la idea era intentar explicar un poco éste sentimiento, y espero haberlo logrado.

Sin más...

Un abrazo... Desde el país del Mundial.

No hay comentarios.: