sábado, marzo 25, 2006

Golpe.

Un par de reflexiones acerca del golpe de estado del 76. Felizmente la sociedad argentina no olvida los crímenes de la dictadura, los condena y pide que no se repitan. Pero como siempre, la sociedad argentina sólo recuerda una parte de la historia. El mensaje que baja desde los medios de comunicación, politicos, universidades, es uniforme: los militares eran unos locos que salieron de la nada y que vinieron y se abusaron de nosotros, que eramos todos buenos y no los queriamos. Como siempre hacemos los argentinos, culpamos de nuestros problemas a otros. Si bien los que violaron la constitución y asesinaron a cerca de 30.000 personas fueron los militares, hubo una sociedad que los apoyó, y muy pocos hoy hablan de eso.

El 25 de marzo de 1976 los principales matutinos, como el diario Clarín, apoyaban el golpe con sus titulares y editoriales. Hoy esos mismos periódicos llenan sus páginas con editoriales de repudio al golpe y pretenden darnos lecciones de moral. Por supuesto que queda muy bien decir que uno estuvo siempre en contra de los militares, pero sería bueno que nos saquemos las caretas y enfrentemos que tras el mundial el pueblo llenó la plaza para vivar a Videla, y que lo mismo hicieron en el 82 durante el conflicto de Malvinas. En 1982 ya iban 6 años de dictadura y se empezaba a conocer sobre los desaparecidos, no hay excusas.

Y ni hablar de nuestra nefasta clase alta, quienes no sólo apoyaron el golpe, sino que lo promovieron, para llevar al poder a Martinez de Hoz, quien hizo públicas las deudas privadas de las principales empresas, e implantó un modelo económico neoliberal que hizo ricos a unos pocos mientras los salarios caian un 40% y los precios subian un 75%.

Tampoco se hablan de las causas que llevaron al golpe. El país estaba sumido en un caos total, causado por la incompetencia de Isabel Perón, presidenta tras el fallecimiento de su marido. Juan Perón, tan aclamado por muchos, era un ser que sentia total desprecio por su patria, al punto de poner de vicepresidenta a una persona inutil y absolutamente carente de conocimientos para el puesto, sobretodo sabiendo que él tenia graves problemas de salud. El caos que desembocó en el golpe de estado fue causado por Perón. El pueblo a su vez, es tan facilmente manipulable que vota cualquier cosa: un hombre en pesimas condiciones de salud y una mujer que no tiene la menor idea sobre politica. Los peronistas son muy cómicos, ya que hoy repudian el golpe de estado, pero ese fue el medio empleado por Perón para llegar al poder! Perón es una persona que atentó contra la democracia, que admiraba a Mussolini y el facismo, y que trajo a nazis al país, ya que pensaba que los juicios de Nuremberg contra los nazis eran injustos, lindos ideales siguen los peronistas...

Otra distorción de la verdad está dada en el recuerdo de las víctimas del terrorismo de estado. Se dice que murieron por luchar por sus ideales, por pensar diferente, por querer un país mejor, pero nadie recuerda que una parte de los asesinados eran terroristas. Si bien la gran mayoría de los desaparecidos eran gente ordinaria que nada había hecho, una parte importante de ellos eran guerrilleros, y eso nadie lo recuerda. Los guerrilleros creían en el Che Guevara y la revolución cubana, y pretendían hacer lo mismo acá, no mediante la democracia, sino imponiendo lo que ellos pensaban al resto de la sociedad. Entre 1969 y 1979 hubo 5215 atentados con explosivos, 1311 robos de armamentos, 1748 secuestros de personas, 1501 asesinatos de empresarios, funcionarios, políticos, periodistas, militares, policías, niños, etcétera. Dos días antes del golpe, La Opinión titulaba: “Un muerto cada cinco horas; una bomba cada tres”. Y como la historia la escriben los que ganan, hoy nadie recuerda esos actos atroces. Esa actitud patotera y totalitaria, es la que conserva la patetica izquierda argentina hoy en día, incapaz de construir un movimiento político serio en un momento inmejorable como fue la caida de De La Rúa, nuestra izquierda hoy es extremista, sin propuestas serias y totalmente inoperante, sirviendo sólo para destruir y jamás para cosntruir. El que piensa distinto a ellos es autómaticamente defenestrado, no toleran el debate y pretenden imponer por la fuerza sus ideas. Este tipo de ideología totalitaria lamentablemente sigue instalada en nuestro país, donde se impone una "verdad" y no se permite discutirla. Sería reconfortante que se diga la verdad en lugar de distorcionarla, que se recuerde los crimenes de los militares, pero que también se recuerde que una parte de sus victimas también fueron violentos, intolerantes y asesinos, que merecian un juicio justo en lugar de ser asesinados, pero que no merecen que los recordemos como martires, sino como un grupo terrorista que pretendía imponernos sus ideas a la fuerza.

5 comentarios:

Rom dijo...

en varios puntos me recuerda al golpe de estado de Chile.
Digamos que tienen ese toque latino, tanto durante como las reacciones que se tienen una vez terminados estos.

saludos

GUAGUAU dijo...

HOLA DE PASADA LEYENDOTE, LA HISTORIA DE TU PAIS

Leno dijo...

gracias por los comentarios.

Gabrielito dijo...

Mas allá de los crimenes de la guerrilla norteña no nos olvidemos que un exterminio desde quienes ocupan las funciones estatales es siempre mas atroz e ilegitimo.
Muy buen comentario el tuyo.

Leno dijo...

Gracias por tu post. Sí, coincido que es mucho mas atroz el terrorismo de estado, que el simple terrorismo; pero quise enfocarme un poco mas en el lado de la historia que pocos recordaron este último 24 de marzo.