sábado, septiembre 03, 2005

Que se jodan

Estados Unidos está cosechando su siembra. Tras años de boicotear cualquier intento de acuerdo ambientalista y de ser el mayor agente contaminante del mundo, la naturaleza se la está devolviendo. No entiendo demasiado de climatología, ni voy a dar explicaciones técnicas que poco interesan, pero los grandes tornados que asotan Estados Unidos ultimamente están causados por el aumento de la temperatura del mar, que produce vapor caliente que sube a grandes velocidades y al encontrarse con una corriente de aire frío... yadayadayada sale un tornado. El mar se calienta príncipalmente por las descomunales emisiones de gases de Estados Unidos, cuyos ciudadanos utilizan por ejemplo, motores de 8 litros como algo común, cuando en el resto del mundo se utilizan motores de 1.4 o 2 litros como grande. Es un derroche innecesario de recursos (tanta potencia necesitan para andar a 30km por NY?) y es parte de las causas por las que está cambiando el clima mundial. Como estas consecuencias no las vivían en carne propia nunca les importó nada, y siguieron contaminando alegremente. Ahora les pega el huracán y se ponen a llorar y todo el mundo les tiene compasión y envia ayuda. Cuantos muertos habrá 1.000, 10.000? En el mundo mueren diariamente muchisima mas gente que esa por causas que se podría haber evitado: desnutrición, enfermedades curables, condiciones laborales esclavistas, asesinatos de gobiernos dictatoriales, etc. La mayoría de la gente que muere por estas causas es debido a la política de EEUU, que destruye economías, derroca gobiernos y coloca dictadores a piacere. Habría que preocuparse mas por esa gente, que vive como animales por culpa de Estados Unidos, que por quienes son víctimas de sus propias acciones. Es una lástima que sufra gente. No importa si sea Estadounidense, Africana o Marciana. Pero si escupen para arriba que se jodan, por boludos.

1 comentario:

galgata dijo...

El problema es que los que hacen cagadas no son TODOS los gringos...
y son justo los que no los que hoy están bajo el agua